viernes, 28 de septiembre de 2012

Antes y despues de Harrison Ford






Escucha todo el informe, en audio. Haz click aqui.


Harrison Ford (n. Chicago, 13 de julio de 1942) es un actor estadounidense de cine y televisión. Debe su notoriedad a su colaboración con el guionista, productor y director George Lucas, que fue el primero en darle la posibilidad de consagrarse como actor. Sus papeles de Han Solo en la trilogía original de Star Wars y de Indiana Jones lo elevaron al nivel de estrella internacional. Aunque un fracaso inicial en taquilla, la película de Ridley Scott Blade Runner, donde desempeña el papel del cazador de replicantes Rick Deckard, terminó convirtiéndose en una película de culto de la ciencia ficción. Con más de cinco mil seiscientos millones de dólares recaudados en todo el mundo por sus películas, Ford es el actor con mayores ingresos en taquilla de la historia. En 1998 fue elegido, con cincuenta y seis años, el hombre vivo más sexy del mundo por la revista estadounidense People, y en 1995 por la británica Empire como uno de los cien actores más sexy de la historia (en el puesto 15). Mundialmente famoso por sus papeles en películas de acción y aventuras, fue galardonado con el premio Cecil B. DeMille en reconocimiento a su trayectoria cinematográfica en la gala de los Globos de Oro de 2002 y con el César honorífico al conjunto de su carrera en 2010; en 1994 la National Association of Theatre Owners le otorgó el título de «Estrella del siglo del box-office». Además de las distinciones personales recibidas, seis de las películas en las que trabajó figuran en el National Film Registry, y cinco están clasificadas en el «top 100» del American Film Institute. Ha puesto su notoriedad al servicio de la conservación de la naturaleza y de la preservación del medioambiente, sensibilizando particularmente sobre la situación crítica de deforestación de los bosques tropicales.

 Harrison Ford nació durante el verano de 1942 en Chicago, hijo de padre católico, Christopher Ford, y madre judía, Dorothy Nidelman. Su abuelo paterno, John Fitzgerald Ford, era un irlandés católico y su abuela, Florence Veronica Niehaus, alemana. Sus abuelos maternos, Harry Nidelman y Anna Lifschutz, eran inmigrantes judíos procedentes de Minsk (Bielorrusia). Su madre fue actriz de radio, antes de dedicarse a su hogar, y su padre directivo de publicidad y ocasionalmente actor de radio como su esposa. Harrison y su hermano Terrence, nacido en 1945, crecieron en el seno de una familia de clase media. Christopher y Dorothy Ford educaron a sus hijos basándose en la combinación de sus respectivas convicciones religiosas y culturales. En la actualidad, cuando le preguntan cuál es su religión, responde con humor: «demócrata». También dice que se siente «irlandés como persona pero judío como actor».

 El papel en Star Wars le permitió acceder a lo más alto de la escena. Con esta película, la crítica fue entusiasta con su interpretación refrescante de Han Solo, que mezcla sarcasmo y humor. Para algunos, consigue hacer de su personaje el más coherente de la película. Con respecto al éxito en la elección de sus películas, la opinión es unánime, porque a pesar de que los guiones o las interpretaciones están lejos de ser innovadores, Ford parece comprender lo que el público busca en el cine. Su escaso número de nominaciones a los premios Óscar refleja esta tendencia que da preferencia al espectáculo más que un gran resultado como actor. Después de Indiana Jones, los periodistas especializados comienzan a dudar sobre sus capacidades para desempeñar un papel distinto al de un héroe digno de los cómics, pero consigue salir de esta imagen estereotipada con Witness, que le otorgó por otra parte su única nominación a los premios Óscar. En The Mosquito Coast, confirma esta nueva trayectoria en su carrera con una actuación «genial». Después de conmovedoras interpretaciones en Regarding Henry y Presunto inocente, su papel de convicto evadido en El fugitivo conquista a la crítica. Su papel de un hombre ordinario acosado y perseguido sin descanso que trata de demostrar su inocencia, es calificada de «formidable». Los años pasan y la sucesión de papeles de «buen chico» valiente y sin reproche parecen desacreditarlo. Intenta introducirse en la comedia con Six days, seven nights pero su papel de aventurero gruñón no convence. Su radical cambio de registro en What lies beneath es salvador, donde su papel de «malo» es muy convincente. Su papel en Firewall tiene una acogida tibia; su interpretación es correcta, pero el personaje que envejece en medio de una película de acción da la impresión amarga de ya visto. Antes del estreno de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal en el festival de Cannes, la crítica se muestra favorable ante el reencuentro sobre la gran pantalla del aventurero. Su interpretación como viejo pendenciero no se cuestiona, al contrario de la película que es a veces «acusada» de suficiencia con relación a las anteriores.


Antes y después de Harrison Ford












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada